El consumo moderado de cerveza aumenta la densidad mineral ósea

Compartir en:
El consumo moderado de cerveza aumenta la densidad mineral ósea

El vino y la cerveza parecen ser beneficiosos para los huesos de los hombres, así como de las mujeres postmenopáusicas. Según un estudio de la Universidad de Tufts (Boston, Estados Unidos), uno o dos vasos de cerveza o vino al día producen un aumento considerable de la densidad mineral ósea.

En el estudio se trabajó también con otros tipos de alcohol, y en él participaron 1,182 hombres con una media de edad de 61 años, 1,289 mujeres postmenopáusicas (media de 62 años) y 248 mujeres premenopáusicas (48 años), con el objetivo de determinar la asociación entre el consumo de alcohol y la densidad mineral ósea (BMD, por sus siglas en inglés).

Los datos obtenidos con esta investigación, publicada en ‘The American Journal of Clinical Nutrition’, “apoyan observaciones anteriores de que la ingesta moderada de alcohol podría proteger la BMD en las mujeres postmenopáusicas y los hombres mayores”, afirma.

Asimismo, especifica que estos beneficios se dan más aún en el vino y la cerveza, y concreta que este consumo moderado supone menos de dos vasos de vino en el primer caso, y 1 o 2 vasos de cerveza en los hombres.

El estudio, que aclara que el consumo excesivo de alcohol es contraproducente a tal efecto, destaca también que la cerveza es la única bebida que contiene silicio, mineral que inhibe la pérdida de hueso e incrementa la densidad ósea, informa el centro de información Cerveza y Salud.

La Universidad Tufts se encuentra en la posición 25 de la lista de Forbes http://www.forbes.com/colleges/tufts-university/ , la número 24 entre las universidades privadas y la 15ª de las que se dedican a la investigación.