Celestino Rodríguez: héroe local que cambió las paletas por el surf

Compartir en:
Celestino Rodríguez: héroe local que cambió las paletas por el surf

Comenzó vendiendo helados bajo el apodo de “güero paleta” que le pusieron sus amigos, hasta que se salió del camino establecido montado en una tabla de surf, cambiando la esclavitud de los trabajos ordinarios por una pasión que no ha dejado de seguir. Es el caso y la vida de Celestino Rodríguez, uno de los “Héroes Locales” cuya determinación y emprendimiento celebra Cerveza Sol.

Con una campaña lanzada el pasado junio, Sol quiso reconocer a ese “1% que sobresale de toda una generación por su forma de pensar, porque explora más allá de lo que le enseñaron” y que es fuente de inspiración para muchos. El caso de Celestino Rodríguez es uno de los 18 proyectos contados en forma de documental por parte de diferentes directores.

En este, René de la Rosa muestra la decisión de Celestino de no seguir vendiendo paletas; evitar una vida como “esclavo de alguna empresa, de algún empleo con horas”; aferrarse a esa primera tabla de surf que un desconocido le regaló en Puerto Escondido hace ya 20 años; no dejarse influir por los comentarios de su padre; y acabar ejerciendo de salvavidas, enseñando como maestro en su propia escuela de surf y siendo amante de esta actividad.

“El surf ha cambiado mi vida. (…) Amo el surf. Esta es mi pasión”, asegura convencido.

Por eso agarró su tabla y se lanzó sin dudarlo por ella.