Cultura Cervecera

Desde hace muchos años, millones de personas en el mundo consumen cerveza e incluso la tienen como su bebida preferida. Pero una cultura cervecera implica mucho más que solo tomarla –siempre con moderación-, requiere también de estar informado sobre su historia, ingredientes y conocer la mejor manera de disfrutarla con todos los sentidos. 

 

Cómo se elabora

  • 1. Selección de ingredientes

    Este proceso es delicado ya que debe observarse con sumo cuidado que los granos tengan una textura homogénea; cualquier defecto afecta a la estabilidad del producto final.
  • 2. Malteado

    La cebada se introduce en tanques con agua fría, donde se remoja y oxigena continuamente para mantener la humedad. Después se seca y, dependiendo del tiempo y la temperatura, obtenemos distintos tipos de malta.
  • 3. Macerado

    Después de obtenerse la malta se tritura y mezcla con agua caliente para extraer sus azúcares naturales. Al terminar este proceso se obtiene lo que se conoce como mosto; es decir, una especie de agua azucarada.
  • 4. Ebullición/Lupulización

    Obtenido el mosto se lleva a un caldero a hervir junto con el lúpulo, aquí es donde se da el amargor y aroma.
  • 5. Enfriamiento

    Por medio de movimientos dentro de unos tanques, se busca que las partículas sólidas que se colaron durante la ebullición vayan al centro y al fondo. Después de ser hervido, el mosto se deja enfriar para pasarse a la fermentación.
  • 6. Fermentación y maduración

    La fermentación es el proceso mediante el cual la levadura convertirá el azúcar en alcohol y CO2. Dependiendo del estilo puede durar desde 4 hasta más de 20 días.
  • 7. Acondicionamiento

    Aquí la cerveza puede filtrarse o no para eliminar los residuos sólidos que pueda tener.
  • 8. Empaque

    La cerveza es empacada en barriles o botellas.

Cómo se disfruta

La cerveza puede suponer un perfecto elemento de maridaje para platos con toques ácidos o picantes, con grasas y con sabores amargos, incluyendo atractivos maridajes con carnes como pollo, res, mariscos y muchas más.

La mejor forma de disfrutar de esta bebida milenaria es, cómo no, con una buena compañía.

Visita nuestras plantas